Fiestas de Carthagineses y Romanos

En septiembre de 2019 tuvimos la oportunidad de saborear parte de las fiestas de Carthagineses y Romanos en la ciudad de Cartagena, Murcia. A raíz de la noticia del día de hoy: “Suspendidas las Fiestas de Carthagineses y Romanos” debido al coronavirus, venimos a rescatar para vosotros parte de lo que vivimos en aquella ocasión.

Comunicado de la Federación de Tropas y Legiones.

CONTEXTO: Estas fiestas tienen como objetivo rememorar distintos acontecimientos históricos de la Cartagena púnica culminando con el enfrentamiento contra los romanos en el contexto de la segunda guerra púnica. La segunda guerra púnica (218-201 a.C.), se originó en parte por la búsqueda de nuevas tierras en Iberia por parte de los cartaginenses. Al frente de su ejército se encontraba Aníbal, conocido personaje histórico que atravesó los Alpes e invadió Italia. Obtuvo una importante victoria en inferioridad contra los romanos en Cannas (216 a.C.) y se plantó a las puertas de Roma. Sin embargo, esperó la llegada de refuerzos. Escipión el Africano evitó esa llegada de refuerzos con su victoria en Iberia y su invasión de África, obligando el regreso de Aníbal, derrotado en la llanura de Zama (202 a.C.). En ese contexto, estas fiestas recrean la conquista de Qart Hadasht por parte del ejército romano.

EL PROGRAMA DE LAS FIESTAS: Las Fiestas tienen lugar durante 10 días en la segunda quincena del mes de septiembre. En el programa hay actos históricos como la fundación de Qart-Hadast, actos infantiles, desfiles y un campamento base donde se reflejan los actos de ese día. Todo esta sustentado gracias a la labor de agrupaciones que adoptan la postura o el bando cartaginés o el romano. Ellos son los encargados de disponer sus propias zonas en el campamento con una decoración acorde a la tribu, agrupación o pueblo al que representan. Esto da lugar a vivir en el campamento “enfrentamientos” entre distintos bandos, ya sea con “secuestros ficticios” o pruebas a superar. ¡Tranquilo! Los visitantes estamos exentos de sufrir estos percances del destino. Dado que en el campamento como por las calles Cartagena se convierte en una autentica exhibición de trajes y vestimentas, se pone a la disposición de los visitantes túnicas que se pueden adquirir para integrarse aún más.

En las fiestas nos ataviamos con las túnicas.

LO QUE VIVIMOS: Estuvimos únicamente dos días de la semana, y de los que son considerados los “menos fuertes” o con menos afluencia de público. Por supuesto, en este asunto, agradecemos a nuestros amigos, parte de los Honderos Baleares, la acogida y guía que nos dieron en sus fiestas, los días que estuvimos. El primer domingo de las fiestas llegamos tarde y únicamente paseamos por el campamento para que nos enseñasen todo aquello. Nos llamó mucho la atención el detallismo con las que cada una de las zonas de las agrupaciones estaban levantadas. Estas eran de libre acceso, pero a su vez solían disponer de zonas reservadas para los miembros de las agrupaciones.

El Lunes, el acto central eran las Bodas de Aníbal e Himilce, un espectáculo en toda regla, gratuito, aunque eso si, se debe ir con tiempo para asegurarse un buen sitio o al menos poder verlo sentados. Os dejo a continuación un resumen del mismo. La variedad de personas que participan en el acto es sorprendente, y lo mejor de todo es la constancia temática o la coherencia de las propias fiestas. Puesto que si el acto central eran estas bodas, después en el campamento se celebraban “bodas” (y también divorcios, claro), al estilo de las diferentes agrupaciones. Así pues, los cuatro que fuimos nos casamos, en una ceremonia dónde la poligamia es permitida.

Además en el campamento la música y la fiesta no falta, así como hay zonas para todos los gustos. Hay algunas más parecidas a una discoteca normal, en otras hay actuaciones en directo; ¡y eso que fuimos uno de los días menos fuertes! La ubicación de la zona del campamento es junto al estadio de fútbol del Cartagena, por lo que suele estar retirado para ir andando (especialmente si son muchas horas las acumuladas en tus pies a lo largo del día). Pero como siempre, el transporte público como autobuses o taxis, no faltan.

Este 2020 no habrá campamento. La necesidad de distanciamiento social impide las aglomeraciones. Pero como en el comunicado que anteriormente hemos enseñado, buscarán la forma de poder celebrar las fiestas, aunque sea de manera distinta a la que vivimos el año pasado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close