Geocaching o una nueva forma de explorar un destino

Siempre que visitamos algún destino, buscamos que sea especial y único, es decir, que se convierta en un viaje para el recuerdo. Normalmente, nos apuntamos a realizar actividades que puedan salirse de lo cotidiano de nuestra rutina; como por ejemplo, asistir a algún espectáculo sobresaliente que no hayamos tenido la oportunidad de ver antes; comer en algún restaurante de especial renombre, en los que tengas que ahorrar bastante para permitirte, aunque sea, un entrante; o simplemente, realizar alguna otra actividad que, no encuentras por la zona donde vives, y que sea peculiar o singular. Por este motivo, en nuestra última visita a Córdoba, decidimos probar geocaching, como parte de la experiencia viajera.

Llegados a este punto, os podéis preguntar “¿qué es geocaching?” o “¿qué tiene que ver geocaching con descubrir nuevos lugares?”; no preocuparse, que aquí estamos para responder todas estas cuestiones.

¿QUÉ ES GEOCAGHING?

Podemos definirlo como una “gran búsqueda del tesoro”, donde hay ciertos objetos (“los tesoros”) que se encuentran repartidos por diferentes puntos. Estos, se encuentran bastante bien escondidos y no son fáciles de encontrar a simple vista. Para encontrarlos, uno tendría que convertirse en un verdadero rastreador e incluso así, le resultaría verdaderamente difícil de lograr. Es por ello, que Geocaching nos hace la vida un poco más sencilla y nos permite descubrir esos objetos (llamémoslos tesoros a partir de ahora), en forma de pequeñas cajas o pequeños recipientes, a través de una aplicación para móvil que nos geolocaliza la zona donde el tesoro está escondido. La dinámica nos puede recordar un poco a los típicos mapas piratas, cuya X en grande marcaba el punto exacto donde se encontraba el gran tesoro escondido.

Se trata de una actividad hecha por y para los propios jugadores de la aplicación, o lo que es lo mismo, son los propios jugadores los encargados de esconder los tesoros y de registrar en el móvil su geolocalización, dándote incluso pistas para que puedas encontrarlos. Los puntos donde se encuentran escondidos los tesoros se denominan geocachés y debes ser consciente de que, para poder jugar, debes permitir tus datos de tu ubicación a la aplicación. Si no tienes ningún problema con ello, te aseguro que pasarás un gran rato jugando y descubriendo los tesoros escondidos, que son tan pintorescos como peculiares. Eso sí, ten en cuenta que si quieres llevarte alguno de los objetos que se encuentran dentro del recipiente, será necesario que dejéis algo a cambio, para que así, cuando llegue el siguiente explorador, no encuentre el tesoro completamente vacío.

La aplicación se encuentra tanto para Android como para Apple, lo que significa que todos vuestros amigos podrán hacer uso de la aplicación. Además, esta es gratuita. Sólo hará falta que llevéis con vosotros un bolígrafo, ya que todos los tesoros tendrán un pequeño libro de registro (que, en ocasiones, se trata de una simple hoja) en el que podrás firmar el día y la hora a la que encontraste el tesoro.

Menú principal de Geocaching, para más información podéis visitar la web oficial, clicando aquí.

¿CÓMO UTILIZAR GEOCACHING?

Instalar la aplicación es bien sencillo. Te vas a tu store de referencia (dependiendo de sistema operativo móvil que tengas), y ahí buscas “Geocaching”. Una vez que lo hayas descargado y abierto, tendrás que crearte una cuenta. La propia aplicación ya te da diferentes opciones para que lo puedas hacer sin necesidad de crearte de cero un usuario, a través de tu cuenta de Facebook, de Google o de Apple. Yo suelo ser más tradicional y me gusta optar por hacerla desde cero. Aquí metemos los datos como nuestro correo electrónico, nombre de usuario y contraseña y ¡prácticamente tendríamos lista la aplicación para comenzar a jugar! Solo nos faltará validar nuestra cuenta en el correo de verificación que nos debe llegar cuando metes todos tus datos. Finalizado este proceso, ya podremos hacer uso de la aplicación.

Al abrid por primera vez la aplicación, tendrás que permitir que Geocaching acceda a tu ubicación, y ellos mismos indican que será siempre y cuando el programa se encuentre activo. Una vez se abre el mapa se mostrarán todos los geocachés que puedes encontrar a tu alrededor. Dependiendo de dónde vivas, te mostrará el tesoro más cercano al lugar donde te encuentras en ese momento.

Si pinchas en el geocaché, te saldrá un desplegable donde podrás ver toda la información pertinente a él. Se indica quién ha colocado el tesoro (el nombre del usuario) y cuándo lo hizo; y una serie de ítems como el terreno, la dificultad y el tamaño del tesoro. La dificultad hace referencia al tiempo que se tarda en encontrar el tesoro; el terreno viene a explicarte si existen desniveles o si es apto para el acceso en sillas de ruedas; y el tamaño, se refiere a la dimensión de la caja o recipiente donde se encuentra el tesoro. De igual modo, puedes leer la descripción propia del usuario que ha colocado el geocaché así como la actividad (es decir, las visitas) de todos aquellos que han encontrado el tesoro; así puedes saber quién ha sido el último en encontrarlo. Por último, tiene una serie de atributos, que permite de manera rápida saber qué características tiene el geocaché en concreto; por ejemplo: si es recomendado para niños, o si tiene un aparcamiento cercano; si se necesita mantenimiento; si se permiten caballos o alguna otra forma de desplazarse como bicicletas, motocicletas u otras de similar características, etc. Incluso, hay en algunos, en donde puedes ver alguna foto, que pueda ayudarte como pista.

Lo bueno que tiene Geocaching es que te indican por qué calles coger y qué camino seguir (como si se tratase de Google maps) para poder llegar hasta el geocaché, a través de la navegación. Una vez encontrado nuestro tesoro, solo tendremos que registrarlo en la aplicación.

Si quieres hacerte una idea más visual de cómo es la aplicación, ¡te recomiendo el visionado de este vídeo que hemos creado para vosotros!

¿GEOGACHING COMO PARTE DE NUESTRA EXPERIENCIA VIAJERA?

Sí, sí y otra vez, un rotundo sí. Nuestra experiencia con Geocaching ha sido muy buena. Con el paso de los años, se nota que hay cada vez más adeptos a esta nueva modalidad de juego, la cual nos permite conocer un municipio o descubrir nuevos lugares. Geocaching te da un propósito para salir a descubrir mundo, y es por ello, que lo podemos incorporar perfectamente a nuestro plan viajero.

Nosotros usamos esta aplicación como parte de una dinámica con nuestros scouts cuando estuvimos de visita por Córdoba. Tanto Javi como yo (Ana), ya habíamos visitado Córdoba en una ocasión y creímos que la conocíamos bien. Sin embargo, no fue hasta que empezamos a jugar a Geocaching cuando fuimos completamente conscientes de que nos faltaban callejuelas con mucho encanto por descubrir todavía, y que, de no haber estado haciendo uso de esta aplicación, no habríamos conocido jamás.

Además, es muy divertido. Puedes echarle el tiempo que tú consideres mejor, desde una mañana a todo el día, perfectamente. Nosotros por ejemplo, echamos buena parte de la mañana buscando tesoros. Por otro lado, jugar a Geocaching puede ser un gran plan para disfrutarlo en familia, sobre todo con los más pequeños de la casa, pues los mantenemos motivados para seguir avanzando en nuestra visita turística sin que esto suponga perder su entusiasmo; o con tu grupo de amigos, que seguro que surgirán piques sanos por ver quién encuentra cuál tesoro antes.

Sea como fuere, puedo aseguraros que hacer uso de esta aplicación supondrá un extra en vuestro viaje, le dará aun más valor. Sobre todo si no lo lleváis muy organizado desde casa, y estáis de escapada de fin de semana, puede ser una gran opción. Tened en cuenta que los tesoros, por lo general, se colocan en lugares de paso, algunas veces en lugares concurridos y otros, más vacíos; pero, todos ellos te permiten explorar el entorno que estés visitando de una manera diferente y desde luego, única.

Os dejamos un par de fotos para que veáis qué nos encontramos nosotros en Córdoba y, más o menos, la ubicación de nuestros tesoros escondidos.

¿Qué pensáis vosotros? ¿Os animaréis a jugar a Geocaching en cuanto podamos volver a viajar? ¿o por tu propia ciudad? ¡Déjanoslo en los comentarios y recuerda seguirnos en twitter a @TravelQuiero !

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close