Bienvenidos a Qart Hadasht (II)

Tras un desayuno buffet en el hotel Los Habaneros nos dispusimos a iniciar nuestra jornada. Antes de iniciarlo, os quiero hablar del abono de Cartagena Puerto de Culturas. Son una serie de centros o transportes turísticos reunidos bajo esta marca turística de la ciudad. Son los siguientes:

  • La Muralla Púnica.
  • Castillo de la Concepción.
  • Augusteum.
  • Barrio del Foro Romano.
  • Refugio de la Guerra Civil.
  • Ascensor Panorámico.
  • Casa de la Fortuna.
  • Museo-Teatro Romano.
  • Fuerte Navidad.
  • Bus Turístico.
  • Barco Turístico.

¿Se recomienda el abono para visitar Cartagena? Realmente es una decisión personal basada en el número de actividades que incluya que vayas a realizar. Es decir, si solo tienes intención de ir al Teatro Romano, es más conveniente que te compras únicamente esa entrada. Aquí podéis encontrar los precios.
Por lo tanto si sumas por separado todo lo que tienes planeado visitar y esa suma es inferior al precio del abono no merece la pena; sin embargo si es al revés no dudes en comprarlo. Todas las entradas, al igual que el abono disponen de descuentos (Carnet Joven,pensionistas, estudiantes,…). No os preocupéis si para la fecha en la que vais hay ciertas cosas cerradas puesto que hay una reducción en el abono. Cuando nosotros fuimos (Febrero) estaba cerrado el Fuerte de Navidad con los dos transportes turísticos (el bus y el barco); y el abono (con descuento joven) nos salió por 16€. Respecto al abono lo podéis comprar también in-situ en cualquiera de los sitios que vayáis a visitar. Eso sí, llevad dinero en efectivo, ya que a nosotros no nos aceptaron tarjeta.

Entre la Muralla Púnica y el hotel Los Habaneros solo hay un paso de peatones de diferencia; por lo decidimos iniciar ahí nuestra jornada.
La muralla Púnica de Qart-Hadast se encuentra en el Centro de Interpretación del mismo nombre, en la ladera sur del Monte de San José, llamado en la antigüedad Aletes, una de las cinco colinas que rodeaban Cartagena. Cuando llegamos el centro parecía estar en obras ya que la parte superior estaba todo patas arriba. En esa misma planta hay unos cuantos carteles sobre la historia de Cartago, Qart-Hadast, la historia arqueológica de la ciudad y el enfrentamiento entre Roma y Cartago. Lo mejor de esta parte, además de poder situarte cronológicamente en el yacimiento son las vistas desde arriba de la muralla y la cripta. Porque además de Muralla Púnica hay una cripta de la Cofradía de San José o de San Juan Nepomuceno (finales del siglo XVII o principios del XVIII).

Una vez que bajas puedes apreciar la muralla de cerca al igual que a la cripta (a la que no puedes entrar). Una visita algo rápida y nos dirigimos hacia el Refugio-Museo de la Guerra Civil el cuál nos atraía debido a la poca abundancia de sitios históricos sobre este acontecimiento. Camino del mismo nos encontramos con el Hostel Loop-Inn. Un tobogán que llegaba a la planta baja nos llamó la atención y tras una búsqueda en Booking el precio era parecido al de los Habaneros (eso sí, siendo una habitación con literas).

Apuntado queda para probarlo en otra ocasión. Tras atravesar la parte universitaria vimos cómo la plaza de toros estaba en reformas de cara a recuperar el anfiteatro de Cartagena. Según nos contaron los locales había cierta polémica por el proyecto, ya que sentían la plaza de toros como otro elemento más de la historia. Así que de aquí a que se decida el proyecto quizás pasen unos cuantos lustros. La última noticia que tenemos es la siguiente:
La Plaza de Toros, según el concejal de Cultura, David Martínez, carece de cimentación propia y la convivencia entre ésta y el Anfiteatro es posible de un modo totalmente respetuoso para ambas, como se está demostrando en el proyecto que se viene realizando desde febrero de 2018, consistente en la consolidación de 15 metros del doble muro en la Plaza de Toros y la recuperación del eje menor en la zona meridional del Anfiteatro, mediante la excavación de un conjunto de estancias de servicio con alzados de 3,80 metros, que conservan su cubierta original abovedada y que son conocidas con detalle por la documentación textual y gráfica de mediados del siglo XVIII.

Junto a la Plaza de Toros / Anfiteatro nos encontramos con el Pabellón de Autopsias. Construido en 1768, originariamente el pabellón formó parte del Hospital de Marina. Los estudiantes solían recibir las clases de anatomía en este edificio, y también se utilizó para la investigación de las epidemias que hicieron estragos en la ciudad en 1785.

La entrada del Refugio-Museo de la Guerra Civil se encuentra junto al Ascensor Panorámico. Antes de entrar hay unas imágenes sobre la adecuación de los refugios para su visita turística, pero nada más entrar un escalofrío te recorre. Con material audiovisual y con recreaciones se entiende cómo era la vida de las personas que se refugiaban allí. (Por cierto, no es el único refugio de Cartagena durante la Guerra Civil). Carteles de propaganda, ruido de bombardeos, máscaras anti-gas,… el recorrido a pesar de ser corto es impactante. Sin duda, uno de nuestros IMPRESCINDIBLES del viaje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close