Guía de viaje de Londres vol. 3

En este tercer día que pasamos en Londres vais a disfrutar de la guía tanto, como lo hicimos nosotros allí. Y eso es porque durante este día la actividad fue frenética: el Parlamento, museos, tiendas, algún sitio especial para comer y….¡hasta un musical! Y por si fuera poco, todo estuvo acompañado de la típica lluvia londinense. Porque si vas a Londres y no te llueve, ¡no vives el pack completo! Como en la anterior entrada, aquí tenéis aproximadamente el recorrido que hicimos en este día.

Westminster Palace

Una de las torres del Parlamento.

El Palacio de Westminster es el lugar conocido como Parlamento del Reino Unido, cuya imagen característica es la del Big Ben asociado a él. Lo que mucha gente desconoce sobre el Parlamento es que se puede visitar por dentro, y estar en la misma sala dónde se grita frecuentemente Order, order! Lo que si debes tener presente en tu viaje a Londres es que la visita al Parlamento requiere haber comprado las entradas con antelación, y que habitualmente solo están disponibles para visitarlo una o dos veces a la semana (viernes o sábado). Las entradas (2), nos costaron aproximadamente 20€ cada una. Incluye una audioguía en español y puedes estar el tiempo que quieras. No os podremos ofrecer muchas fotos del interior, ya que a partir de una de las salas NO ESTÁN permitidas.

Como en la anterior entrada, madrugamos para exprimir al máximo el día, iniciando la visita del Parlamento a primera hora, a las 09:00. Una de las ventajas del hotel (y uno de los motivos de su elección) es que dispone de una pequeña cocina, por lo que desayunabas a la hora que necesitases (y no dependías del horario del hotel). Como la puntualidad no es solo cosa británica, llegamos con tiempo suficiente, así que decidimos explorar los alrededores. A la espalda de la típica entrada del Parlamento encontramos el sorprendente Victoria Tower Gardens South, un pequeño parque, con unos bancos juntos al río Támesis y vistas al London Eye. Fue una gratísima sorpresa, estábamos muy tranquilos, las vistas eran muy bonitas y podíamos hacer fotos tan chulas como estas.

Actualmente, las visitas al Parlamento se encuentran suspendidas debido al coronavirus. Pero ojo, que han ideado una fórmula para mantener las visitas (y estas, mucho más asequibles). Se organizan tours guiados online, en las que un presentador te hace un recorrido 360º durante 45 minutos. Los últimos 15 minutos están abiertos a resolver las dudas de los “viajeros online”. De momento hay un calendario de visitas para Enero y Febrero. Es toda una gran oportunidad, y así podréis averiguar en primera mano si os interesa visitarlo. Podéis reservarlo desde este enlace.

National Gallery

Tras salir del Parlamento nos dirigimos hacia la National Gallery (situada en Trafalgar Square) a través de Parliament Street y Whitehall. En realidad se trata de continuar rectos a través de la avenida, pasando cerca de Downing Street. También encontrarás un cenotafio en medio de la avenida en homenaje a los caídos. Si tu viaje se realiza en noviembre, comprueba si estás para el Remembrance Day, un día dedicado para las personas fallecidas en batalla. Pues bien, en ese cenotafio hay una pequeña ceremonia en esa fecha. Continuando por la avenida, pasarás al lado de la entrada al The Household Cavalry Museum, un museo de historia militar, que por falta de tiempo no entramos, así que no podemos deciros gran cosa.

Finalmente se asoma la enorme plaza de Trafalgar Square. Es una plaza con mucha vida, en la que encontrarás turistas de todo el mundo, artistas callejeros, e incluso alguna que otra pieza de arte en forma de exposición temporal. Lo primero que llama la atención de esta plaza es la columna y los gigantescos leones; pero bien es cierto, que el edificio del National Gallery te atrae con la mirada. Otro atractivo de esta plaza es su vista directa hacia el Big Ben, que en nuestro caso, estaba cubierto de andamios y en obras. Junto a la National Gallery encontramos la iglesia St. Martin-in-the-Fields, anglicana, con un interior muy impresionante.

Ahora sí, accedemos a la National Gallery. ¿Pero qué es? Veámoslo. The National Gallery es un museo de arte de primer nivel, con obras de Da Vinci, Velázquez, Turner, Van Gogh y una larga etcétera. La entrada es gratuita (ya hablamos de esto en el anterior capítulo de la guía) y suele disponer de exposiciones temporales o especiales que si pueden tener una entrada de pago. Abre a las 10:00 de la mañana y cierra en torno a las 18:00, aunque actualmente está cerrado debido a la pandemia.

Visitar The National Gallery es un placer. 3 ocasiones he estado en Londres y 3 visitas he realizado. Es un placer descubrir la historia del arte a través de sus galerías, en las que encontrarás obras muy famosas, de las que conoce todo el mundo. Es un museo para recorrerlo con calma, ver las distintas obras e incluso, deteniéndose a observar los detalles de algunas. Por el contrario, si a usted no le gusta la historia del arte, lo mejor que puede hacer es seleccionar aquellas que sí quiera ver, e ir directamente a la sala donde están expuestas. El museo cuenta con su propia tienda en la que comprar detalles con las imágenes de las pinturas más famosas. En nuestro caso, nos llevamos gamuzas limpia gafas con la imagen de Los Girasoles de Van Gogh.

Terminamos nuestra visita en el museo de arte, y comenzó a llover. De forma paulatina se fue intensificando la lluvia y tuvimos que ir directos a comer. De esa manera, esperábamos, mejorase el tiempo de cara a nuestras visitas de por la tarde.

Misato: comida japonesa a las puertas de Chinatown

La lluvia había aparecido el sábado en Londres. La afluencia de personas en las calles se multiplicó conforme al día anterior, por lo que los sitios de comida comenzaban a llenarse. Nosotros teníamos previsto comer en Misato, ya que queríamos probar un restaurante japonés de mayor categoría y que fuera más allá de los típicos lugares de sushi únicamente como sinónimo de comida japonesa. Misato es un local pequeño y se suele hacer cola a la puerta para entrar, ya que es un lugar famoso y está situado en un punto estratégico. Nosotros tuvimos suerte y al entrar nos sentamos en una mesa rápidamente. Al poco de nosotros sentarnos, comenzó a formarse la cola en el exterior. La carta la tenéis en este enlace, pero incluye todos los platos tradicionales de Japón, presentados con un gran tamaño y de un grandísimo sabor. Lo acompañamos con una Sapporo, cerveza japonesa.

Terminamos de comer antes de lo previsto y la lluvia se intensificó, por lo que decidimos ir a una de las tiendas que se encontraba al lado, para esperar, a ver si ahora si, cesaba la lluvia completamente. M&Ms y Lego tienen dos inmensas tiendas, una enfrente de la otra. Nosotros optamos por entrar en la de M&Ms. La tienda era enorme, de varias plantas, capaz de acoger a una gran multitud. Y damos fe de ello, puesto que al igual que nosotros nos resguardábamos de la lluvia allí, otros tanto decidieron lo mismo. La visita se hizo un poco pesada. Una cosa que nos llamó la atención fue que al entrar en la tienda nos ofrecieran un pequeño plástico para enfundar nuestro paraguas y no llenásemos el suelo de agua. Poco podemos decir de la tienda. Todo lo que uno puede imaginar de M&Ms, estará allí.

Nuestra siguiente opción era visitar el British Museum (y hacer el sábado el combo National Gallery y British Museum), pero como podéis intuir al no dedicarle un epígrafe concreto, algo no saldría del todo bien. En unos 15 minutos de paseo, bastante cómodos, llegamos allí. Eso sí, por el camino paramos en una tienda a comprar una tarjeta de memoria para la cámara, ya que… ¡Nos quedábamos sin más memoria para grabar vídeos! En uno de los intentos por comprar una de ella, entramos en un GAME, que al fin y al cabo, era algo que conocemos aquí. Cuando entramos era un lugar muy estrecho, pero nos llamó la atención una serie de escaleras que se encaminaban hacia una planta inferior. Preguntamos si podíamos bajar y lo que vimos allí nos sorprendió. Un ciber de nueva generación. Ordenadores de última gama para jugar partidas, sofás con videoconsolas con los últimos juegos, con un ambiente apagado, luces de colores, y puestos de vending para acompañar tu partida de refrescos. Toda una sorpresa.

Pero la gran sorpresa nos la encontramos al llegar a la esquina del British Museum. La cola atravesaba la calle de la esquina. Si nos seguís con frecuencia, sabéis que nuestras escapadas tienen un ritmo intenso, con muchas visitas, por lo que no podíamos perder tanto tiempo de espera en entrar. Además ya habíamos estado en visitas anteriores, por separado, y aunque en ese momento no lo sabíamos, lo visitaríamos al año siguiente. A unos 10 minutos del British Museum, se encuentra Forbidden Planet, una tienda de cómics y de artículos de ciencia-ficción, superhéroes, etc. Nos encantó ver la cantidad de merchandising que había de casi cualquier franquicia, especialmente de Doctor Who (que en España es complicado de ver). Tras recargar las pilas en un Starbucks, fuimos a la Disney Store de Londres. Nuestro frikismo disney (ver estas entradas) nos hizo querer entrar en esta tienda, buscando algún Mickey o Minnie de edición británica. La tienda es bien grande, tiene ciertos elementos novedosos, pero no es especialmente diferente de cualquier otra Disney Store.

Un denominador común en todo este último tramo fue la lluvia que, de forma intermitente pero intensa, aparecía junto a una gran cantidad de gente en las calles y tiendas. De todas las veces que hemos estado en Londres, creo que es el día que más gente he visto. En definitiva, habíamos acabado con nuestro planning del día, y aún quedaban bastantes horas hasta nuestra siguiente actividad. Decidimos entonces tomar un descanso en el hotel y pegarnos una ducha de agua caliente para quitarnos la sensación de frío de la lluvia.

El fenómeno musical : Los Miserables

No preguntéis su nombre a quien os pide asilo. Precisamente quien más necesidad tiene de asilo es el que tiene más dificultad en decir su nombre. 

Victor Hugo. Los Miserables.

En 2012 se estrenó la película musical de Los Miserables. Había más películas de la novela de Victor Hugo, pero era la primera que recreaba el musical con sus canciones, y alguna más nueva. Por aquel entonces, era un completo desconocido sobre el tema. Entonces, Ana, al verla anunciada para los cines me dijo que era una nueva Mamma Mia! (P.D. No me gustó ese musical), por lo que no tenía ganas de ver algo parecido. Finalmente, acabamos viéndola en casa al cabo de los meses. ¡Me encantó! Tanto es así, que pronto tuve en mis manos el librito, bueno, el librazo de Los Miserables. Lo habitual era leerlo mientras de fondo tenía las canciones de la película musical en modo repeat. Y entonces, un anuncio. Habría gira musical en España. En noviembre de 2013 acudimos a Sevilla para verlo. Y fue maravilloso.

Entonces, cuando decidimos hacer este viaje a Londres, salió un propósito más. Ver el musical de Los Miserables en Londres, en el famoso West End. En este caso el idioma no era un problema, ya que además de conocer la obra muy bien, nos sabíamos las canciones en inglés. Para aquello que viajéis a Londres, sabéis que disponéis de taquillas TKTS LONDON, donde comprar entradas mucho más baratas; entradas de última hora que ponen a la venta a un precio muy reducido. El problema es que quizás el día que queráis ir al teatro, no está la obra que queréis ver. Pero sin duda, es la opción más barata si no os importa el QUÉ VAIS A VER.

Nuestra vista del escenario.

El hogar de Los Miserables en Londres es el Queen’s Theatre, ahora llamado Sondheim Theatre. Con antelación buscamos los tickets, y teníamos todo el teatro prácticamente entero para elegir. Buscamos la opción más económica y más cercana al escenario. En este caso, en ambos laterales del piso superior hay unos asientos (3 o 4) de un precio muy reducido ya que son estrechos (las piernas las vas a tener pegadas a la pared de la balconada. En concreto, nuestras entradas eran el Dress Circle A36 y A35, y nos costaron cada unas 30 libras. Temíamos estar incómodos y al final ver mal. Todo lo contrario, al ser un teatro relativamente pequeño (en el sentido de acogedor), realmente estábamos muy cerca del escenario, por lo que la visión era perfecta, muy cercana, y al final los pies, no molestaron tanto.

De la obra no puedo decir nada que no se haya dicho antes. Si no la conocéis, tenéis todo un abanico de opciones para hacerlo (libros, películas, series, mangas, etc.). Si la conocéis es una experiencia muy especial. En la entrada del teatro, antes de que comience, hay un lugar donde comprar merchandising; en este caso me pillé una camiseta con la ilustre imagen de Cosette. (La veréis en la próxima entrada puesta). ¿Recomendamos entonces ir al teatro en Londres? Realmente es una de las actividades que podéis hacer que no os va a quitar tiempo de ver cosas. Los museos, atracciones, tiendas, etc; cierran en Londres bastante temprano, por lo que acudir al teatro musical es perfectamente compatible con vuestro planning. En nuestro caso, la obra empezó a las 19:30 (debes estar unos 30 minutos antes para evitar problemas).

Conclusión

Una vez terminado el musical, nos dirigimos al hotel para descansar. Como estáis pudiendo comprobar, nuestros días son muy intensos. En el próximo capítulo de la guía comenzamos a utilizar nuestra London Pass, de la cuál, si ya tenéis dudas os dejamos la siguiente entrada. ¿Cómo aprovechar al máximo tu London Pass? El día de hoy ha mezclado un sitio no muy habitual para los turistas (Westminster Palace), dos extremadamente visitados (National Gallery y el British Museum) y una actividad cultural en la ciudad (El fenómeno musical : Los Miserables). Otra enseñanza que nos ha dejado este día es que hay que cosas que pueden alterar tus planes. En nuestro caso, la lluvia provocó una avalancha de personas que querían entrar en el British, por lo que tuvimos que modificar nuestro esquema. A fin de cuentas, si planificar un viaje es fundamental, ser flexibles durante el mismo es igual de importante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close